Slide background

Yin Yoga

La práctica de Yin yoga tiene el mismo propósito que el yoga más ‘yang’ (más activo o dinámico) en cuanto al trabajo de conciencia corporal y mental, pero con un enfoque distinto, donde se dirige la atención a los tejidos conectivos y más profundos del cuerpo (ligamentos, tendones, fasciae, huesos y articulaciones) que normalmente no se ejercitan tanto en los estilos más activos de asana (posturas).

La clase de yin yoga es muy adecuada para alumnos de todas las edades y experiencias en el yoga (tanto principiantes como personas con una trayectoria más larga) y es un complemento perfecto para todas las actividades más yang – yoga u otro tipo de ejercicio – donde se enfoca más la actividad en el calor interno al alargar y contraer los músculos.

La clase empieza con una pequeña meditación para interiorizar la atención y la conciencia, empezando a tranquilizar el cuerpo y por lo tanto enfocando en la respiración y la quietud de la mente. Se desarrolla la clase con asanas (posturas) suaves que se mantienen más tiempo que una práctica de yoga dinámica (entre 2 y 5 minutos) y por lo tanto fomentando la práctica de ‘escucha’ y respeto hacia el cuerpo, enfocando en la respiración y dejando que el cuerpo se va abriendo de forma progresiva y lenta.

Generalmente el yin yoga se dirige mayoritariamente a las caderas, la pelvis y la zona lumbar de la columna vertebral aunque hay posturas para la parte superior de cuerpo (hombros, pecho, brazos y muñecas) que se van integrando en la secuencia.

Termina la clase con un ‘savasana’ (relajación final) para sentir el beneficio integral de la práctica y calmarse al nivel mental y físico.

Beneficios físicos

El Yin Yoga se diferencia en que se mantienen las posturas durante más tiempo. A un nivel fisiológico los beneficios de yin llegan al trabajar y estimular los tejidos más profundos, por ejemplo dentro de las articulaciones (ligamentos, fasciae, huesos). Éste tejido más profundo del cuerpo necesita más tiempo y una presión moderada para abrirse y liberar tensión (y por lo tanto emociones) a menudo guardada en estas zonas del cuerpo. Evidentemente nunca se puede aislar totalmente una parte del cuerpo de otra (se trabaja el conjunto siempre) y la musculatura también recibe un estiramiento muy beneficioso aunque sin activarse.

Yin yoga tiene sus raíces muy vinculadas a la Medicina China y una filosofía que incorpora el estudio de los canales energéticos del cuerpo o ‘meridianos’ en los cuales los distintos órganos del cuerpo y las emociones están conectados. Mantener una postura yin durante un cierto tiempo estimula y atrae la energía hacia los distintos meridianos, ayudando al cuerpo a desbloquear, regenerar y reforzar ciertas zonas, mejorando la circulación.

Aunque el estilo es más ‘pasivo’ a primera vista ofrece otro nivel de exigencia al practicante. Al estar en una postura durante tres o más minutos, la práctica ofrece también una oportunidad de tomar los primeros pasos hacia la meditación.

Beneficios emocionales

Según los chinos, la harmonía y la salud se encuentran cuando todos los aspectos yin y yang en la vida están en equilibrio – este estado, el “Dao” nos lleva a la tranquilidad. Y en todas las distintas facetas de la vida necesitamos tanto el yin como el yang.

Al empezar una práctica yin el alumno descubre un espacio muy valioso para completar lo que hoy en día es una vida muy activa (yang) con la posibilidad de observarnos y conectar con nuestro lado interior (yin), al estar obligados a mantenernos quietos durante unos instantes – realmente viviendo el momento presente y observar cómo nos encontramos en cada momento. Liberar tensión al nivel físico siempre estará vinculado a nuestro cuerpo ‘emocional y mental’ y la posibilidad de crear más espacio interior, más conocimiento personal y un mejor equilibrio.

Una práctica de quietud tiene un gran beneficio en cuanto a formar también la mente – mientras trabajamos el cuerpo, de forma simultánea, podemos entrenar la mente y conseguir una sensación de bienestar y serenidad que traspase los ejercicios y tenga efectos muy duraderos.